ENVEJECIMIENTO ACTIVO

En un contexto en que prácticamente 1 de cada 5 habitantes de España tiene 65 años o más, el envejecimiento activo se vuelve un tema sumamente relevante. El Instituto Danone toma como suyo el reto de que la personas que se encuentran en esta etapa puedan disfrutarla de forma activa y, por ello, apoya proyectos de investigación y concienciación entorno al rol de la nutrición para un envejecimiento activo.

El estilo de vida y alimentación que las personas han tenido a lo largo de su vida se ven reflejados en su estado de salud en edades avanzadas. Una vida sedentaria y con sobrepeso podrá traer consecuencias como la diabetes, la hipertensión o la movilidad reducida. Atento a esto, el Instituto Danone promueve una alimentación adaptada a cada momento vital que responda a los requerimientos cotidianos y al mismo tiempo asegure un envejecimiento saludable.

Sin embargo, haber cuidado la alimentación en edades tempranas no permite dejarle de prestar atención en la vejez. La restricción de algunos alimentos por la aparición de enfermedades, los problemas de deglución o simplemente la desmotivación para preparar comidas pueden desembocar en una dieta desequilibrada o pobre que provoque desnutrición volviendo más vulnerable el sistema inmunitario, y aumentando el riesgo de infecciones, la fragilidad ósea y la debilidad muscular.

El Instituto Danone quiere promover iniciativas que contribuyan a que las personas de edad avanzada vivan plenamente teniendo una nutrición adecuada y un estilo de vida activo como punto de partida.